Cachorrinho: O narco Doble Chapa que tiene en vilo a la frontera Rivera-Livramento


Rivera y Santana do Livramento son una única ciudad con dos nombres por capricho de una línea invisible. No en vano, las más de 160 mil personas que viven de un lado y otro (79.000 en territorio uruguayo y 82.000 en suelo brasileño) suelen referirse a ella como la “Frontera de la paz”. Sin embargo, según contó una fuente policial a El Observador en los últimos años un conocido delincuente nacido en Uruguay –y preso desde 2008 en Porto Alegre, Brasil-, ha puesto en peligro esa paz de la que riverenses y santanenses hacen gala. Ernesto Andrés Vargas Villanueva, de 43 años, es un conocido traficante de armas y drogas, que desde hace cuatro años busca hacerse del control de la frontera Rivera-Santa do Livramento mediante la adhesión de grupos criminales locales y la eliminación de quienes se resisten.

Cachorrinho, como se lo conoce en el ambiente criminal, mató a dos policías uruguayos antes de ser arrestado en Brasil en 2008, donde también fue condenado por matar a un efectivo policial brasileño. Además, es señalado como autor intelectual de al menos seis homicidios en la frontera, ejecutados todos por sicarios de su banda criminal: los Bala Na Cara (en español: Bala en la cara). La semana pasada detenidos en territorio brasileño dos sicarios de la banda Bala Na Cara en un operativo conjunto entre la policía de Uruguay y Brasil fueron. Según información que manejaba la Jefatura de Policía de Rivera tenían como objetivo matar a personas vinculadas con el tráfico de drogas en Uruguay. Para este operativo, la policía uruguaya montó una guardia especial en la ciudad fronteriza, y alertó a sus pares del lado brasileño sobre la ubicación de una vivienda en la que se estaban alojando los sicarios. La policía de Santa do Livramento llevó adelante el allanamiento el pasado 22 de enero, en el que además de detener a los dos hombres, se incautaron tres chalecos antibalas, tres pistolas 9 milímetros, una escopeta calibre 12 y un revólver calibre 38. Además encontraron un cargador para pistola extensible para 9 milímetros.

Uno de los detenidos, está presuntamente vinculado con un crimen ocurrido el 22 mayo de 2018, contra una mujer de 21 años que llegó a la frontera desde Porto Alegre como mula de algún grupo criminal. La víctima del crimen estaba alojada en un hotel en territorio brasileño, pero fue atacada cuando se encontraba en suelo uruguayo, por lo que el caso viene siendo investigado por la policía de Rivera. Según dijeron fuentes de la investigación a El Observador, la mujer, que alguna vez trabajó para los Bala Na Cara, se quedó con dinero del grupo, y estos decidieron matarla como venganza.

Texto: El Observador

Foto: Daniel Marenco | Riscafaca


© Copyright 2019 Sentinela 24h. Desenvolvido por Gath Soluções