• El Pais

Ley trans se votó bajo acusaciones de presión


¿Privilegios o solidaridad? Es la disyuntiva que se planteó en el Senado cuando se discutió la ley que establece derechos para las personas transgénero, finalmente aprobada por el Frente Amplio y el Partido Independiente.

Pañuelos amarillos (a favor) y azules (en contra) podían verse sobre los pupitres de los senadores, marcando claramente su preferencia, mientras en las barras —colmadas como pocas veces se ve— los colectivos partidarios de la ley esperaron pacientemente la votación por 17 en 29 para estallar en aplausos.

En los partidos de la oposición se aclaró que no haber votado no supone oponerse al espíritu de la iniciativa del Poder Ejecutivo, sino que no se comparte el contenido de la ley. Por ejemplo, la norma otorga una pensión vitalicia para los trans mayores de 42 años de edad de unos $ 11.500 al día de hoy como forma “reparatoria” de la “persecución estatal” sufrida durante la dictadura y el período inmediatamente posterior (1985-1989) a las víctimas de violencia y discriminación a raíz de su identidad de género. Según afirmó la presidenta de la Asociación Trans del Uruguay Karina Pankievich en la Comisión de Población del Senado las personas que accederían a la retribución no superan las 50. La ley también prevé facilidades para ingresar al Estado. Un censo reciente determinó que unas 900 personas pertenecen al colectivo LGTBI.

Sanción.

El proyecto de derechos para personas trans será sancionado mañana jueves 18 en la Cámara de Representantes donde los colectivos volverán a darse cita. Es, como dijeron los senadores frenteamplistas, un nuevo eslabón de la agenda de derechos que han implementado los últimos gobiernos.

En el debate, el senador frentista Marcos Otheguy dijo que estas personas sufren "transfobia permanente" con "vulneraciones a sus derechos humanos y civiles", y "discriminación en sus familias".

Más tarde, la nacionalista Verónica Alonso sostuvo que "hoy hay discriminación ética y social". "El trato digno no se logra con leyes sino con respeto e inclusión a las personas cualquiera sea su posición", dijo.

Afirmó que "no es necesaria la ley" y que "estamos legislando por presión de corporaciones", al tiempo que rechazó afirmaciones de la senadora oficialista Daniela Payssé en cuanto a que grupos opuestos a la iniciativa hicieron "terrorismo" ante la comisión que analizó el proyecto.

"Estos no son derechos sino beneficios. Esto confirma la discriminación. No comparto que el Estado pague por beneficios. Si se subsidia la discriminación ¿cuántas personas hay en condiciones similares? Este es un subsidio mayor al que reciben las personas por discapacidad y muchos jubilados. Es casi lo que ganan los soldados", reflexionó.

Según Alonso "hay colectivos como Ovejas Negras que trabajan en sociedad con el Mides" y que "han perdido el foco". Alonso dijo que son "mayorías sordas y necias", y que "no podemos votar a los ponchazos". "Hablo como mamá. Hay que tener prudencia. Yo hablo en nombre de muchísimas personas. Digo no a esta ley que no consagra derechos sino beneficios", dijo.

El senador del Partido Independiente Pablo Mieres, que apoyó el proyecto de ley, consideró que este colectivo "sufre una fuerte persecución". Aunque discrepó con aspectos de la ley al recordar que hubo otros colectivos perseguidos en la época de la dictadura .

En tanto, la senadora nacionalista Carol Aviaga preguntó "por qué se le da prioridad a este colectivo en vez de a los 300.000 diabéticos, todos somos importantes". "No es una cosa sí y otra no. Dejemos de hacer compartimientos que no unen sino separan", pidió.

Rafael Paternain, suplente de Constanza Moreira, precisó que "acá no hay privilegios sino solidaridad". La senadora frenteamplista Daysi Tourné opinó que "a nuestra sociedad le falta mucho para generar vínculos sanos, donde el otro se sienta diferente".

"Quieren sacar su rédito por la elección"

El debate del Senado sobre la ley que consagra derechos para las personas transgénero vio el retorno a su banca del senador colorado Pedro Bordaberry, hoy mayormente ocupado en sus funciones en la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF). Se quejó de que "en el mundo de las redes sociales no se admiten más posiciones que a favor o en contra". "No hay matices. Parece que si uno no vota, discrimina. Hasta trajeron pañuelos para separar. No es así, con la brocha gorda y la separación. Algunos pretenden sacar rédito con una banderilla porque se vienen las elecciones. Algunos dijeron que hoy es un día histórico como dijeron cuando asumió una senadora (Michelle Suárez, luego procesada). Histórico es el 18 de julio o el 25 de agosto", dijo. Luego afirmó que "hay cosas del proyecto que rozan con el populismo". "Legislamos para no discriminar a la población trans, está bien, pero estamos generando mayores problemas", advirtió el senador colorado. Además Bordaberry sostuvo que el proyecto viola el artículo 202 de la Constitución en relación con el acceso al sistema educativo de las personas trans.

Fuente: El Pais


9 visualizações

© Copyright 2019 Sentinela 24h. Desenvolvido por Gath Soluções