Montevideo: Asesinan a "Lalo" Algorta, jefe del narcotráfico del barrio 40 Semanas


Había salido en libertad este año. Tenía una alianza con "Betito" Suárez. Libraba una guerra contra otra organización por el territorio.

Gerardo "Lalo" Algorta, identificado como narcotraficante por la Policía, fue asesinado en la madrugada de este jueves en Totoral de Sauce, Canelones. Su ejecución es parte de una veintena de muertes llevadas a cabo entre 2015 y la actualidad por las luchas territoriales del narcotráfico.

El fallecido -también conocido como "El Gordo"- era jefe de un grupo criminal con asiento en el barrio 40 Semanas y había sido liberado este año luego de varios años en prisión.

Desde en Comcar y Libertad dirigió y vio crecer su organización bajo el liderazgo de N.H.A., uno de sus sobrinos y referentes de la banda.

Algorta, de 32 años, presentaba seis impactos de bala. En la escena del crimen se encontró a un sujeto de iniciales D.S.L.R., quien resultó herido y se encuentra internado.

Este hombre tiene antecedentes por transporte de estupefacientes, informa El País.

Ante la indagatoria policial dijo no saber quiénes fueron los agresores.

El hecho tuvo lugar a la 1.30 horas en el kilómetro 36 de ruta 7. Poco después un llamado al 911 dio detalles del ataque

Allí se encontró una pistola Glock 9 mm con dos cargadores, uno de 17 proyectiles y otro extensible de 31.

Las versiones del episodio son confusas. Un testigo contó a El País que escuchó la voz de una mujer gritando "a mí no", huyendo de la escena.

La Policía dio cuenta que los disparos partieron de un automóvil.

Los Algorta son uno de los grupos narcotraficantes que operan en la zona oeste de Montevideo. "Lalo" Algorta, el fallecido, era muy popular en su barrio: convocaba a ollas populares -pagadas de su bolsillo- y premiaba a quien le pasase datos sobre lugares para robar.

Desde hace años estaba en lucha contra otra banda, que fue liderada años atrás por Washington "Tato" Rodríguez Segade, también con asiento en 40 Semanas.

Segade, que fuera barrabrava de Peñarol, murió acribillado en 2015.

Por el caso fueron a prisión tres hermanos de Luis "Betito" Suárez, lo que dejó en evidencia que los Algorta y la familia de Cerro Norte estaban operando en conjunto contra el grupo mafioso que encabezaba "Tato" Rodríguez Segade por el territorio de 40 Semanas.

En la cárcel, el fallecido Algorta conoció a Suárez, el capo de Cerro Norte, con quien hizo una alianza estratégica, y esto se reflejó en las cruentas batallas desde 2015 hasta la fecha.

Un año después de la muerte del barrabrava de Peñarol, su esposa, Claudia Silvera, también fue secuestrada delante de sus hijos y un sobrino, y luego resultó asesinada.

Su coche fue prendido fuego con el cadáver adentro en la zona de Tres Ombués.

En la escena -una señal mafiosa- los sicarios dejaron una cadenita de la víctima.

La guerra entre los Suárez y los Algorta contra la familia de Rodríguez Segade siguió en 2017.

El 29 de marzo fue asesinado en avenida Italia y exPropios Nicolás Porcal Algorta, un joven de 20 años. No tenía antecedentes penales pero había sido investigado por varias denuncias y la Policía tenía la certeza de que era parte de la banda perteneciente a su familia materna.

En el mes que mataron a Nicolás, también mataron Eloy Hernández, medio hermano de N.H.A (el lugarteniente y primo de Algorta)., y a Jorge López, de 17 años, quien se crió con los Algorta pero no formaba parte de la banda.

La guerra siguió a lo largo del año.

En junio, apareció un auto quemado con tres cadáveres adentro.

Uno de los fallecidos era Brian Méndez Silvera, sobrino de Claudia Silvera.

Méndez había regresado a Uruguay luego de huir a Italia. Sabía que lo estaban buscando por ser testigo del asesinato de su tía.

Sin embargo, regresó a Montevideo y una semana después encontró la muerte junto a sus dos acompañantes.

Una de las víctimas halladas en el coche incinerado se llamaba Micaela Saccone, una joven sin ninguna relación con el mundo del narcotráfico

El tercer ocupante del auto era Joaquín Laviano, un adolescente que había estado internado en el INISA y tenía una requisitoria por fuga. Laviano era muy amigo de Brian Méndez Silvera.

FOTO: El Chevrolet Onix incinerado a mediados de junio, una marca de fábrica de los sicarios que trabajan para la alianza entre "Betito" Suárez y el fallecido Gerardo Algorta. Allí se encont; raron los cadáveres de Brian Méndez Silvera, Micaela Saccone, y Joaquín Laviano.

Fuente: Subrayado.


102 visualizações0 comentário