Se conoció el auto de procesamiento de la joven violada por policías en Maldonado


Se conoció el auto de procesamiento de los policías que relata los hechos donde una joven resultó violada en Maldonado.

La jueza Adriana Morosini procesó a A.I.N.S, bajo la imputación prima facie y sin perjuicio de las ulterioridades del proceso, de un delito de violación en reiteración real con un delito de atentado violento al pudor, y a C.M.T.D.L.S, bajo la imputación prima facie y sin perjuicio de las ulterioridades del proceso de dos delitos de violación en régimen de reiteración real.

Según se desprende del auto de procesamiento, la denunciante, R.C, de 18 años,concurrió a una fiesta familiar en el salón del Cantegril Country Club de Punta del Este, en la noche del 15 de julio.

A las 4.30 del día 16 se produjo un altercado entre la denunciante, su prima y la pareja de esta y se retiró “profundamente angustiada y alterada de la fiesta”, donde quedaron todas sus pertenencias, teléfono celular incluido.

Fuera de la fiesta caminó al predio de la Universidad CLAEH, a unos 100 metros del lugar en el que se encontraba, y allí fue asistida por el guardia de seguridad, V.S.M, que le permitió entrar, la contuvo y, una vez que se calmó, le prestó su celular para avisarle a una amiga, A.C, que iba a quedarse en su casa.

Como la chica no tenía dinero, S.M llamó al servicio 911 para que le prestaran asistencia. Minutos después se presentó en el lugar un móvil del que descendieron los indagados, uniformados y con armas de reglamento.

"Ambos funcionarios policiales se entrevistaron con el testigo S.M, quien les explicó claramente la situación de alteración, angustia y desorientación en que se encontraba la denunciante, y les pidió que la trasladaran al domicilio de la testigo A.C", explica el documento.

Los policías la hicieron subir al asiento trasero, y el guardia de seguridad avisó a la amiga de la víctima que ya estaba en camino. No obstante, el móvil policial, sin seguir el camino correcto para llegar al lugar donde esperaban a la denunciante, llegó a un “lugar solitario y oscuro por el que no transita prácticamente personas ni vehículos, estacionando en un monte próximo al cementerio por un plazo de 20 minutos”.

Los policías pasaron al asiento de atrás y “ambos se bajaron sus pantalones de reglamento -porque estaban vestidos con el uniforme policial- acostaron a la denunciante en el asiento de atrás, le sacaron una sandalia, una pierna de su pantalón y una pierna de su ropa interior. Acto seguido, T. comenzó a penetrarla vaginalmente mientras N. intentaba ponerle el pene dentro de la boca para obligarla a que le practicara sexo oral, siendo que la denunciante movió la cabeza por lo que no lo logró. Una vez eyaculado, T. dentro de la vagina de la denunciante, se sentó y esta hizo lo propio siendo que N. la volvió a acostar, y también la penetró vaginalmente mientras que T. permanecía al lado de ellos dentro del móvil policial, eyaculando fuera de la vagina, de acuerdo a lo que él mismo relató” ante la sede judicial. “Inmediatamente, N. bajó del vehículo y T. volvió a penetrarla, eyaculando una vez más dentro de la vagina de la víctima, no usando preservativo en ninguno de los casos”, señala el documento.

La denunciante dijo ante la Justicia que no fue amenazada por los indagados, y que, por el contrario, quedó “dura”, porque ellos “estaban armados” y estaban “en un monte”. “La verdad es que no me defendí”, agregó.

Una vez consumada la violación, los policías volvieron a subir al auto y llevaron a la víctima a la casa de su amiga, “quien la estaba esperando desde hacía un buen rato y se encontraba preocupada por la demora en llegar a su cada, por lo que ya había llamado a S.M,. a la Seccional 1ª y al Hospital”.

Ya en la casa de su amiga, la denunciante le confió que la habían violado, aunque recién realizó la denuncia el día 17 de julio, a instancias de sus padres. “Ellos estaban tan tranquilos, como que fuera algo normal que pensé que no me iban a dar bola, que se iban a salir con la suya, como que ya sabían lo que hacían y que lo habían hecho antes”, señaló la víctima.

Fuente: Montevideo Portal


27 visualizações0 comentário